Uncategorized

10 razones por las que los colaboradores deben utilizar LinkedIN

Las compañías están comenzando a despertar de su letargo comunicacional y empiezan a tener en cuenta el impacto que las Redes Sociales tienen en su marca. Pero no solamente es importante cuidar lo que se dice como empresa, sino también lo que los empleados dicen en sus perfiles sobre la compañía. Una de las redes que más importancia ha adquirido en los últimos años y que más influye en este aspecto es LinkedIn, por ello te traemos en esta fotogalería 10 razones por las que es importante que los empleados de cualquier empresa sean activos en esta red.

Hace al negocio más humano A los humanos nos gusta poner cara a la gente y saber quién son las personas que están detrás de una empresa. Este conocimiento da sensación de transparencia, fortalece la confianza en la empresa y suele animar a la contratación.
Aumenta la visibilidad de la empresa Si los trabajadores comentan en sus perfiles acciones de la empresa realizadas por ellos mismos, por compañeros o por divisiones de otros países, éstas serán vistas por sus contactos, lo que hará que aumente la visibilidad de la empresa.
Ayuda a aumentar las ventas y los ingresos Según la empresa de relaciones públicas Weber Shandwick, los trabajadores con empresas alentadoras socialmente son más propensos a ayudar a impulsar las ventas que los empleados que no tienen ese apoyo de sus empresas en la Red.
Favorece el aumento de las menciones en medios Para los periodistas, el LinkedIn de las empresas es una fuente de información óptima y cada vez más recurrente. Por tanto, un perfil de LinkedIn bien mantenido facilita su trabajo y favorece la aparición de la empresa en los medios de comunicación.
Expresa firmeza y liderazgo LinkedIn es un buen lugar para expresar ideas profesionales y demostrar la experiencia y el trabajo de una empresa día a día. La visibilidad de los esfuerzos de una compañía por mejorar darán sensación de firmeza y liderazgo.
Genera embajadores de marca Los trabajadores que se sienten orgullosos de trabajar en una compañía determinada tienden a expresarlo en sus perfiles y apoyan iniciativas de talento de la empresa, por lo que automáticamente se convierten en embajadores de marca en la Red.
Ayuda a la empresa a destacar Una gran presencia de trabajadores con perfiles activos en una red social como LinkedIn ayuda a una empresa a diferenciarse de la competencia. La sensación de innovación que da esa numerosa comunidad de trabajadores es un plus.
Hace que la compañía resulte atractiva para trabajar A día de hoy la manera en la que los trabajadores suelen conocer a las empresas en una primera instancia es a través de Internet. De esta manera, una buena reputación online de la compañía la hará más atractiva a ojos de futuros trabajadores.
Sirve de cazatalentos Uno de los primeros lugares a los que los profesionales recurren para buscar trabajo es a LinkedIn, por ello, si una empresa y sus empleados están bien posicionados en esta red, atraerán a gente con talento que verán a la compañía como una opción.
Atrae a empleados que no utilizan redes sociales Al ser una red social de carácter profesional es más sencillo que atraiga a personas que suelen prescindir en su día a día de las redes sociales. Además, es una red sencilla, lo cual hace que al final los empleados la usen más a menudo.
Fuente: Elena Herrero en http://forbes.es/actualizacion/3676/10-razones-por-las-que-los-empleados-deben-utilizar-linkedin
Uncategorized

¿Por qué algunas personas se ríen de quienes hablan bien inglés?

¿Por qué en España nos reímos de los que hablan bien inglés?

“Wifi”, “Youtube” y otras palabras que si las pronuncias correctamente te harán ser objeto de burlas. Una lacra que impide que nuestro país avance en el dominio de este idioma
IAGO FERNÁNDEZ
16 ENE 2017 – 09:06 CET

 

¿Qué podemos esperar de un país en el que ver cine subtitulado todavía se considera un capricho de intelectuales gafapastas? Un país cuyos presidentes no se molestan en aprender inglés y en el que para pedir un White Label es obligatorio pronunciar bien White pero mal Label (pobre del que lo haga correctamente en un bar, ¡maldito snob!). Lo más probable es que si este país sigue aplaudiendo al ignorante y encima el ignorante se mofa del que no lo es, jamás consigamos manejar bien el idioma que domina el mundo.

Los mismos que ridiculizan a Ana Botella y su “relaxing cup of coffee”, te acusan de imbécil pretencioso si al wifi lo llamas “güaifai”

 

El mismo idioma que, paradójicamente, abrazamos como si no tuviésemos uno propio y que ha hecho que ya nadie diga “autofoto” sino “selfie”. Esa lengua a la que hemos robado los likes”, el “running”, los “unfollows”, el “brunch”, los “tweets”, el “gintonic”, el “fucker”, el “twerking”, lo “foodie”, el “showroom”, el “WHAAAAAT?!”, pero que nos enorgullecemos de hablar mal y está mal visto dominar. Prueba a preguntar en una cafetería por la clave de güai fai(correcto) en vez de güifi (incorrecto). Sucederá lo mismo que si dices yiutiub en lugar de yutube: miraditas, burla, y risas a tu costa.

Cuenta un compañero de la redacción que su padre, profesor universitario, dijo en clase “USA Today”, así como suena, castellanizado. Y, claro, sus alumnos rompieron en una brutal carcajada. Él les preguntó que cómo debería haberlo dicho y respondieron que USA Tudei. De modo que USA” (aquí EEUU) se puede leer literal pero “Today” no… como el White Label. Ese doble rasero por el que los mismos que ridiculizan a Ana Botella y su “relaxing cup of coffee” o el “Merry Christmas” de Sergio Ramos, pero te acusan de imbécil pretencioso si dices Resident Ivol (no evil) o haces la “h” muda en Jarri Potter o Tom Janks.

 

 

Avancemos, por favor. Ha pasado casi un siglo desde que Valle-Inclán escribió en Luces de Bohemia que España es ese lugar en el que la inteligencia siempre se ha visto menospreciada. Hablar bien inglés no es sinónimo de fanfarronería ni de hacerse el chulo. Es, simplemente, hablar bien inglés. Y hasta que no nos quede claro y dejemos de regodearnos en nuestro catetismo, haciendo bullying a los que sí han hecho sus deberes, seguiremos sumergidos en el landismo, el cuñadismo y demás -ismos que nos impiden salir de las arenas movedizas más paletas.

 

Gif se lee YIF, no guif; Meme se lee MIM, no meme; geek se lee GUIK, no YIK; diner se lee DAINER; target se lee TARGUET, no taryet. Es tu decisión pronunciarlas correctamente pero, al menos, no te rías de quienes sí lo hacen bien. Gracias.

Fuente: http://elpais.com/elpais/2017/01/15/tentaciones/1484511767_273523.html?id_externo_rsoc=LK_CC